Una carrera diferente gracias a sus voluntarios

La Ribalera es especial gracias a sus corredores, al entorno natural ... y también gracias a los voluntarios que la hacen posible. Gente de todas las edades trabajando juntos todo un fin de semana de junio para que la carrera siga adelante y sus participantes puedan disfrutar al máximo.

Tras la faena llevada a cabo durante todo el año por la Comisión de La Ribalera -que se carga con el peso de la organización- la actuación de los voluntarios la convierten en un evento deportivo donde se respira un ambiente especial, el trato con los corredores se próximo y todos los problemas se intentan solucionar con una sonrisa.

Y es que en La Ribalera todo el mundo es esencial para que la carrera funcione. La gente de plaza con la infinidad de tareas que se llevan a cabo -desde el control de la carrera a las diferentes tareas de avituallament-, la logística de la radio y los walkies (prometemos que algún día nos aprenderemos el Código Lima ), la cantidad de trabajo de los diferentes controles que siempre están a punto de madrugada, la gente de los equipos escoba, los encargados de tirar la cerveza (quizás la tarea más apreciada por los corredores), la gente que reparte los dorsales y las camisetas, los encargados de las duchas ... absolutamente todo el mundo es básico.

Con el fin de semana ya a tocar los voluntarios encaramos la VII edición de La Ribalera con más ganas que nunca con el objetivo de que este año sea el mejor año de nuestra carrera. Viva la Ribalera !!

es_ESEspañol
caCatalà es_ESEspañol